¿Cuándo utilizar el hilo dental?

De acuerdo a la Oral Health Foundation pasarse el hilo dental debería ser antes que cepillarse los dientes, ya que estudios recientes demostraron que la limpieza interdental antes del cepillado es la mejor manera de asear nuestros dientes con eficacia.

Según el estudio, al utilizar hilo dental se liberan las bacterias y otros residuos que se alojan entre los dientes, ayudando a que el cepillado sea exitoso en la eliminación de la placa. Por ello, quienes utilicen el hilo dental antes del cepillado, tendrán la boca más limpia que quienes realizan el procedimiento al contrario.


¿Es necesaria la limpieza interdental?

El Dr. Nigel Carter OBE, Director Ejecutivo de Oral Health Foundation, afirma que los hallazgos de esta investigación demuestran la importancia de la limpieza interdental diaria. El especialista recomienda, realizar limpieza interdental, además de cepillarse al menos dos veces al día con una pasta dental con flúor es vital para una buena rutina de salud bucal para mantener sanos los dientes y encías.

Recuerde que, al cepillarse los diente, solo puede acceder a tres de las cinco superficies de los dientes, por tanto, la limpieza interdental antes del cepillado es fundamental para prevenir enfermedades de las encías, eliminando la placa de las zonas más difíciles de acceder para el cepillo.

La Oral Health Foundation enfatiza la importancia de tener una boca sana debido a que, según investigaciones realizadas, una mala salud oral se relaciona directamente con otras enfermedades como las cardíacas, la diabetes, la demencia y hasta la disfunción eréctil.

Para el uso adecuado de la seda o hilo dental siga estos pasos:

  • Corte un trozo de hilo de alrededor de 40 cms.
  • Enrolle ambos extremos en el dedo corazón de cada mano.
  • Sostenga el hilo utilizando los pulgares e índices y deslícelo suavemente entre los dientes, realizando la presión de forma lateral, contra cada uno de los dientes.
  • Extreme la precaución para pasar el hilo por debajo de la encía también, sin ejercer demasiada presión. Si aun así se produce sangrado, puede que tenga las encías inflamadas y que requiera un dentífrico (enjuague bucal) especial para tratarlas.
  • Al repetir el gesto, ir soltando de uno de los dedos corazón mientras se recoge desde el de la otra mano, para que el hilo a utilizar siempre esté completamente limpio en cada uso.
  • Para extraer el hilo, mover hacia atrás y hacia delante hasta retirar por completo.


Con información de wapa.pe/salud