¿Porque es importante visitar al odontólogo regularmente?

Para una buena salud, es imprescindible la higiene. Por ello, mantener su rutina de limpieza de los dientes es vital para ayudarle a eliminar los residuos y a la vez le evitará problemas en las encías, previene la aparición de las caries y cuidará el aspecto de su dentadura.

Además de las medidas higiénicas, es importante la visita regular a su odontólogo. Si goza de una buena salud bucal, con una visita al año. Sin embargo es recomendable la visita al odontólogo dos veces al año, para que la limpieza sea efectiva.

Si tiene tendencia a inflamación de las encías o tratamientos que ameriten un control periódico, su odontólogo establecerá  la periodicidad de sus citas.

Visitar regularmente al odontólogo, a pesar de tener una dentadura en perfectas condiciones y su rutina de limpieza sea la adecuada tiene como objetivo una limpieza más profunda, en la cual eliminen el sarro, las manchas en los dientes y en la parte inferior de las encías. Debe saber que solo un profesional podrá realizar una limpieza profunda, ya que el sarro que se adhiere a la dentadura no puede ser erradicado con un simple cepillado ni con enjueages bucales.

En los chequeos anuales, los odontólogos realizan una revisión completa, que les permite detectar caries, inflamaciones o irregularidades y en caso de realizar algún hallazgo, se encargará de solucionar los problemas que encuentre.

La prevención y limpieza semestral, evitará que tanto el sarro como las caries debiliten sus dientes, le ocasionen mal aliento o pongan en riesgo sus piezas dentales.

Estas medidas le permitirán que sus dientes tenga mejor aspecto, su dentadura esté saludable y tendrá una mejor sonrisa, sin manchas producidas por alimentos como el café u otras bebidas, recuperará el color blanco de sus piezas dentales sin requerir tratamientos adicionales..

Acudir a su odontólogo de confianza, para una sonrisa bonita y saludable, pero sobre todo, para evitar problemas mayores y con frecuencia dolorosos

Revise su agenda, marque el día, no olvide su rutina de limpieza, visite al odontólogo y sonría.